Astrología

Luna llena del 20 de octubre de 2021: ¿Cuáles son los efectos?

Escrito por Dolores

Luna llena del 20 de outubro de 2021

O aspecto conciliador que o planeta Júpiter forma com a conjunção Sol/Marte em Libra permite que a Lua Cheia de 20 de outubro de 2021 se distribua em escala. Essa abertura é uma vantagem, pois a lua em Áries, cuja armadilha é a teimosia, fica um pouco retraída e bloqueia o acesso a caminhos mais claros ou a ideias mais amplas. Os signos de Libra e Áries, por sua natureza cardinal, estão em equilíbrio instável. O forte senso social de Libra o leva a buscar o grupo perfeito e o contexto perfeito, o que se resume a estabelecer estruturas e estratégias que não necessariamente atingem seus objetivos. A lua cheia de outubro está, portanto, mais sujeita a uma obrigação de sucesso do que a meios para alcançá-lo. É aqui que as coisas ficam complicadas.

É necessária uma organização rígida para obter os aspectos celestiais, um efeito máximo. Neste contexto bastante particular, o Céu parece estar em ruptura e em conexão, com um período caprichoso, em particular no âmbito das relações humanas e dos grandes projetos realizados coletivamente. A oposição, os contratempos nas propostas visam a unir, este pode ser o destino desta Lua Cheia. O mundo também corre o risco de ter acidentes de todos os tipos: aéreos, criminosos, que afetam grupos de indivíduos.

A pesada ocupação do Meio do Céu por planetas pesados um tanto agressivos e/ou restritivos, atrai o olhar do observador que vê ações arriscadas ou certa negligência; as ligações formadas em outros lugares evocando iniciativas mal assumidas e os problemas resultantes delas. Felizmente, o apoio do Grande Benéfico, Júpiter, absorve o choque e limita os danos. Ele simboliza tudo o que a sociedade pode trazer de positivo graças à sua infraestrutura (e pessoas de boa vontade), a fim de encontrar soluções para os problemas ou amenizar medos e dificuldades, embora às vezes seja necessário observar uma certa reserva em relação a soluções que só podem ser “colírio para os olhos”. No mapa individual, a Lua Cheia de outubro reforçará, portanto, questões recorrentes induzidas por seu efeito absorvente ou restritivo.

Os signos cardinais (Áries, Câncer, Libra e Capricórnio) terão tudo a ganhar por não se apressar nas primeiras oportunidades que surgirem. Áries em particular, que deve levar em conta as repercussões do mais leve gesto mal avaliado; nem é preciso dizer que se deve pesar e medir as ações e as palavras. Os nascidos em Câncer e Capricórnio ficam um pouco melhor porque têm uma certa folga ou atraso, dependendo de suas circunstâncias pessoais. Em suma, o tempo está do lado deles e eles terão a opção de abrir mão ou agarrar uma oportunidade na hora: Câncer no reino sentimental, Capricórnio em uma escolha de vida ou material. Resta Libra, que se opõe a uma opinião forte ou apresenta um veredicto que pode ser definitivo. Ao menos uma vez na vida!

Os signos fixos (Touro, Leão, Escorpião e Aquário) ardem de impaciência e se recusam a admitir que às vezes é preciso esperar. Este é o caso específico dos nativos de Touro, que gostariam de tirar conclusões antes de fazer as perguntas ou expor os problemas! Os leoninos estão mordiscando a gaiola para encontrar a saída. Infelizmente para eles, pedimos que fiquem mais um pouco e assistam à segunda parte do show! Certos talentos não se contestam: é o caso dos escorpianos, que correm contra o tempo e ganham confiança: a deles e a dos outros. Uma predisposição para a diplomacia (que eles não conheciam!) os ajuda a superar todos os obstáculos. Os aquarianos tendem a vencer tudo, mas agora pode não ser o momento de usar todos os seus recursos. É necessário avaliar as propostas ou as circunstâncias antes de validar uma escolha que pareça, a priori, relevante.

Os signos mutáveis (Gêmeos, Virgem, Sagitário e Peixes) podem ser inadequados e podem não ter uma boa consciência situacional. Com o impacto do emocional na lógica confundindo raciocínio, a Lua Cheia não é suficiente, neste caso, para trazer os mutáveis de volta à objetividade. Os geminianos refazem velhas histórias, o que os impede de apagar o passado e zerar os contadores. É uma pena, sabendo que a conjunção Sol/Marte em Libra garante, de verdade, os sentimentos e o interesse que as pessoas têm por eles! Uma decisão um tanto descuidada obriga os nativos de Virgem a redobrar sua vigilância, um caso sentimental os preocupa e eles têm dificuldade de escapar de seus estados de espírito. A suscetibilidade demonstrada por Sagitário faz com que todos ao seu redor se calem ou... fujam! Isso não deve durar muito de qualquer maneira! Praticar yoga pode ser uma solução. Os piscianos são um pouco excêntricos em sua expressão sentimental e emocional, eles terão que manter a calma diante das verdades, ou revelações, às vezes um pouco complicadas ou difíceis de admitir. É verdade que eles têm pontos fortes em seu jogo: a intuição forte e o poder psíquico sustentam sua energia vital.

O eixo Áries/Libra leva ao risco, aquele provocado pelo interesse da novidade ou de um começo, aquele da capacidade de começar: um projeto, uma história, uma relação. Ainda assim, fortemente contido pelos valores de Libra de respeito pelos padrões, pelas convenções ou pelas organizações, Marte, regente de Áries, deve obedecer às regras. Isso provavelmente corresponde a um período durante o qual as decisões obrigatórias serão impostas ou contornadas e adiadas, de modo a não contribuir para o forte clima ambiente. Não faltam iniciativas de sedução, mas elas terão alguma dificuldade em encontrar seu ponto de aplicação. Na verdade, a Lua Cheia de outubro impõe um códice. Será bom segui-lo para não ser oprimido... De todos os lados!

Luna llena del 21 de septiembre, 2021

La Luna Llena del 21 de septiembre de 2021, a través de su conjunción con Neptuno, parece preparar el futuro del mundo. Conectado con el pasado pero en contacto con el futuro, será necesario, bajo sus aspectos, corregir lo que el mundo puede haber tenido como dificultades al ceder ante la adversidad. Así, los aspectos suavizados de las luminarias apoyadas por los planetas lentos parecen prometer por primera vez en meses la esperanza de un ritmo de vida más normal. La proximidad de Marte al Sol refuerza las energías vitales pero, contenido por el signo de Libra, el planeta pierde parte de su fuerza y debe respetar los límites, las reglas y las relaciones sociales educadas. En resumen, los gestos no se olvidan, pero al integrar las energías telúricas, el Sol hace que los medios de expresión se difuminen un poco. Los días de despreocupación aún no han llegado, pero el cielo se desprende y ofrece, poco a poco, la oportunidad de volver a conectarse con el hilo de la historia. La experiencia y la reflexión son los frutos que debes aprovechar ahora.

Esta unión de la Luna y Neptuno retrógrados está provocando influencias particularmente sensibles y reactivas. En efecto, la Luna es el planeta del inconsciente, representa la inmersión total en la materia y la dependencia de las emociones violentas o sutiles que experimentamos a diario. Estas emociones son reveladoras de lo que hemos vivido o de la forma en que recibimos las cosas y percibimos a las personas. Así, podemos reaccionar a viejos recuerdos o a creencias de nuestras vidas pasadas.

En una carta natal, los aspectos perturbadores que actúan sobre la Luna son compensados por los que se inscriben en el Sol, símbolo de la conciencia. Las emociones, pasadas por el filtro de la razón, se convierten entonces en reguladoras de la personalidad y, por tanto, más viables y constructivas. La Luna es también la esfera femenina, la que crea y la que da a ver el mundo. Por eso, la luna llena de septiembre, asociada a Neptuno retrógrado, llama a la disolución de las cosas. ¿Debemos verlo como la disolución de nuestras ilusiones y sueños? ¿O debería ser la disolución de nuestros bloqueos y miedos ancestrales? En cualquier caso, un problema reactivado lucha por encontrar aperturas pero finalmente fluye hacia fuera: la Luna se refiere al agua y Neptuno a los fluidos.

Podemos imaginar que se trata de los diferentes contextos: social, político, religioso. Se subraya la visión del grupo y del colectivo, es un periodo de implicación general. Se trata de llevar un mensaje al exterior sin dejarse influir por las energías negativas que emanan de la sensación de ir en círculos. La humanidad necesita madurar, salir del limbo y de los espejismos y sobre todo no temer a la desilusión. Esta Luna Llena parece ser una fase clave propuesta para avanzar, acompañando nuevas ideas o soluciones emergentes.

Los signos mutables (Piscis, Virgo, Sagitario, Géminis) están inspirados, especialmente los Géminis que pueden superarse a sí mismos actuando sobre una gran idea o una intuición relámpago. Los nativos de Piscis tienden a aislarse para trabajar, meditar o simplemente... descansar. Es cierto que tienden más que nunca a huir de las miradas indiscretas y a buscar la tranquilidad. Es porque siempre están apoyados por la influencia de Plutón en Capricornio y Marte en su signo, que los Virgo tienen los medios para pasar a la acción y afrontar los cambios. Ya sea a nivel material y/o mental, ¡sienten el regocijo de la renovación! En cuanto a los Sagitarios, el reto es conciliar por fin todos los ámbitos de su vida. Bien apoyados por Mercurio y Júpiter, cierta fuerza interior y capacidad de comunicación les permite gestionar un máximo de cosas a distancia.

Los signos fijos (Leo, Escorpio, Acuario y Tauro) se mueven a toda velocidad, Leo aplicará al pie de la letra los consejos que le den. Es un buen momento para recurrir a un especialista en cualquier campo, y las respuestas que obtengan les ayudarán a avanzar. La capacidad de Escorpio para integrar y plasmar la información impresiona a los que les rodean, especialmente si se presentan a una oposición o van a una entrevista de trabajo. Realmente tienen una oportunidad. Los acuarianos están reconstruyendo durante mucho tiempo: profesión, vida privada, este periodo podría influir en los próximos siete años. Es la reactividad para aprovechar la oportunidad lo que hará el juego de Tauro en la vida cotidiana, por otra parte, si son necesarias algunas distancias en el campo sentimental permitirán volver mejor y entenderse mejor.

Los signos cardinales (Cáncer, Aries, Libra y Capricornio) integrarán un nuevo entorno o se beneficiarán de una prima. Las tendencias bohemias llevan a los nativos de Cáncer a horizontes imaginarios, son creativos en todos los ámbitos y sus parejas sentimentales se benefician mucho de ello. Los Aries eligen estar expectantes y dar un paso atrás, ¡por una vez! Esto les permite cierta libertad de acción que apoya favorablemente sus proyectos. Es con mucha serenidad que los Libra abordan la comunicación en su relación, la nueva vida que han establecido en el verano o las perspectivas que se dan ahora encuentran un consenso y un resultado positivo. Los nativos de Capricornio han pasado página, al mirar hacia arriba ahora sólo ven un cielo sin nubes.

La Luna Llena no cuenta su dolor y devuelve pieza por pieza, logro por logro, carencia por carencia. Gestiona y capitaliza las buenas y malas acciones, el buen o mal karma. Lejos de la magia de una Luna en Escorpio, la Luna en Virgo adopta un comportamiento directivo. Como buena ama de casa, te enseña a vivir correctamente en el día a día, con razón y rigor. ¡Escuchemos la voz de las buenas prácticas! txt_off#

Luna llena del 22 de agosto 2021



#txt_on#Es la conjunción Luna/Júpiter en Acuario la que impulsa el periodo de Luna Llena de este mes. La Luna, un poco rígida en el signo de Acuario, pierde sus capacidades intuitivas y limita la imaginación; formal y carente de flexibilidad, también extrae la buena voluntad jupiteriana con la complicidad de Urano en cuadratura. Los aspectos son, pues, secos y quebradizos, sometidos a contrapartidas solares que, afortunadamente, salvan la situación. La insuficiencia en el realismo y las certezas establecidas por esta Luna "uranizada", encuentran el aporte de luz y lucidez en el Sol en Leo. Contrarresta lo que la Luna en Acuario puede tener de brutal. Las cualidades de adaptación, frente a las organizaciones o mandatos supremacistas, temporizan y refrescan el ambiente que, desgraciadamente, podría resultar tenso y recalentado. El paso en vigor de algunas ideas más excéntricas que propuestas originales o arbitrarias, dibujan un cuadro extraño e incluso cambiante y caprichoso. Sin embargo, la Luna Llena del 22 de agosto te hará mantener el rumbo apoyándote en las sólidas fuerzas presentes en los otros signos en juego: paciencia, constancia y sobre todo objetividad. Todas ellas virtudes que evitan repetir los mismos errores.

Si los nativos de Leo y Acuario se ven envueltos en el movimiento de los aspectos, no se olvidan de organizar su nueva forma de vida de forma muy rigurosa. De hecho, los cambios que han ido tomando forma en los últimos meses tienden a concretarse: así, los compromisos o rechazos que han condicionado el presente van madurando y en ambos casos las cosas se van asentando. El amor ofrece una burbuja muy agradable para Géminis y Libra: los primeros se dejan llevar por una historia de amor o de amistad que se afirma seriamente, los segundos se dejan arrullar por las circunstancias. El hecho de no alejarse demasiado del objeto de su amor mantiene la pasión pero preserva su lucidez. Es revelando lo mínimo que Virgo y Capricornio aprenden o comprenden lo máximo. Una capacidad innata para recoger la palabra de los demás, o para analizar las situaciones, halaga su ego pero, sobre todo, les da ventaja. Tienen en sus manos las cartas para desbloquear un expediente bastante complejo o para calentar relaciones que estaban estancadas.

Los nativos de Escorpio y Piscis no encuentran límites: la carrera por el éxito, los proyectos de vuelta al estudio, los nuevos retos profesionales o las relaciones amorosas interestelares, ¡acaban dando envidia! La vida familiar o una nueva experiencia de aprendizaje movilizan a los sagitarianos y a los cancerianos. ¡Como no escatiman en esfuerzos, la fuerza de su voluntad combinada con el deseo de hacerlo bien los hace casi perfectos! Esto acaba por hacer que los que les rodean sospechen. Entonces, explotan su devastador encanto para poner orden en lo que consideran como algo debido: la admiración de todos. Las personas de Aries se ven confrontadas con los estados de ánimo de alguien de su entorno o se sienten empantanadas por sus propias emociones. Aceptando el juego de la verdad, tamizarán y filtrarán todo lo que les ha bloqueado durante los últimos meses. Esto permitirá un nuevo comienzo. El comportamiento de un tercero provoca reacciones epidérmicas en los nativos de Tauro. El aspecto de Marte en Virgo con la Luna Negra en Géminis, les afecta de rebote y les lleva a sus límites: ¡bien podrían explotar! Estancarse también significa ganar tiempo, se les aconseja que lo consideren seriamente.

¿Qué más se puede decir del poder del Sol en Leo que no dejará a nadie indiferente? Es organizando y organizándose, como se vivirá este periodo de Luna Llena de la mejor manera posible. Fuerte indicador de orden, pero también de previsión y providencia, se tratará de redescubrir un ritmo original: el de la infancia de la humanidad, asociado a la simple felicidad de ser y disfrutar. La Luna en Acuario imponiendo su orden disciplinario es un poco como el hombre del saco: "¡Cállate, obedece! ", parece decirnos. A su lado, el planeta Júpiter, como un padre atento, nos protege de duros castigos que dejarían marcas indelebles en nuestra pobre y frágil psique infantil. Tendremos que adaptar nuestro comportamiento: vivir con la corriente de agua tanto como se nos permita vivir, abrir los ojos a las bellezas del verano, pero permanecer atentos a los acontecimientos, a veces sorprendentes, que le tocan a Urano y a la esfera de Acuario.

La Luna Llena de agosto pretende educarnos a su manera directa, quizás no nos haga ningún favor, pero los aspectos conciliadores que rodean sus grandes principios tendrán sin duda un efecto moderador. Esto no nos permitirá dormirnos en los laureles de Apolo -divinidad luminosa y magnífica- que tira del carro del Sol hacia la constelación de Leo. Por el contrario, será necesario exigir más, hasta la perfección. Pero lo que está en juego es el entorno del eje Leo-Acuario: siempre más alto, siempre más lejos. Se tratará de saldar el pasado y ganar el futuro con la fuerza de los valores solares: elevación, autoafirmación respetando a los demás, idealismo también. Leo subraya la capacidad de crear y/o procrear, es el signo de la lucha por un ideal y la posibilidad de que el hombre supere cualquier obstáculo, es el Arcano de la Fuerza en el Tarot. En cuanto a Acuario, siempre está buscando un potencial inagotable dentro de sí mismo y una buena razón para luchar.

Finalmente, éste puede ser el mensaje de esta Luna Llena de agosto: encontrar por fin una batalla común que librar, pero una batalla que valga la pena.

Luna llena del 24 de julio de 2021

Atrapada entre Saturno y Plutón y debilitada en Acuario, la luna llena de julio no está en la fiesta. Este periodo lunar da la sensación de estar muy concurrido. De hecho, la conjunción Luna/Plutón colocada de esta manera insinúa desafíos estructurales que es mejor dejar que se asienten sin resistirse; cualquier lucha contra el planeta sólo puede conducir a difíciles rupturas. Acompañado por una luna de Saturno, Plutón entra en el juego y tiende a sacar a la luz información que ha estado bien oculta hasta ahora. Afortunadamente, el Sol en Leo, asociado a Marte, contrarresta estas energías purgativas. Este encuentro cara a cara abre entonces una verdadera brecha en la que hay que precipitarse para llevar a cabo la consolidación o la reconstrucción de lo que ha sido derrotado y para iluminar los espíritus.

Esta luna llena actúa revela los aspectos colaterales planetarios queponen de relieve cuestiones relativas a los gobiernos, las políticas, la confianza depositada en ellos y la evaluación de las decisiones tomadas (pasadas o futuras) y también el capital de simpatía del que gozan o no. Hay que tener en cuenta los diferentes ángulos de aproximación para obtener una visión de conjunto. En definitiva, los aspectos insisten fuertemente en una necesaria lucidez y en una conciencia para integrarse.

Capricornio completa su metamorfosis. El contacto directo con sus emociones más profundas no es muy cómodo, pero le permite proyectarse y definir sus deseos o necesidades, con plena conciencia. Será difícil hacerle admitir planes que no son suyos o hacerle adoptar un comportamiento bajo presión, sigue irremediablemente fijado en sus objetivos. El nativo puede confiar en sus intuiciones o escuchar sus sueños. Tauro prueba su suerte en todos los ámbitos; incluso gana en el juego del "menor postor". Esto le viene muy bien: ni siquiera necesita pedirlo, lo recibe directamente y se ajusta más a sus expectativas. Su tendencia a dejarse guiar por el placer puede irritar a algunos y hacer sonreír a otros, especialmente a su cómplice: Virgo que comparte con él algunas exigencias. Darán resultados convincentes, especialmente si tienen en común una empresa orientada al lujo o al sector inmobiliario.

Acuario se impone cierta disciplina o algunas restricciones para lograr sus fines. También es posible que su entorno o sus circunstancias influyan en ello. En cualquier caso, aprende una lección interesante y métodos útiles. Una realidad o verdad puede salir a la luz. Es una obra de larga duración que redefine los contornos de Géminis. Reciclan ideas o revisan las especificaciones a la baja, sin comprometer la calidad. La necesaria reestructuración les hace desear cosas nuevas y eso les motiva más que nunca; de hecho, todo pasa por ello: el amor por un día o para siempre, los objetivos profesionales reposicionados, las relaciones en modo más ligero o más intenso. El nativo de Libra permanece atento a todo lo que pueda parecerse remotamente a una restricción inútil, pero no escatima esfuerzos y no se echa atrás ante nada. En su haber: el acercamiento de Marte y Venus que le permite encontrar un segundo aire.

Es consciente de que Piscis está avanzando hacia su futuro. La fuerza de la confianza le empuja más allá de sus expectativas y le abre puertas u oportunidades reales. Amor, propuestas, reconocimiento, pero también reajuste de errores que podrían haber sido fatales. La libertad de expresión que muestran los nativos confirma un talento o un éxito. Esta cosecha celestial se extiende a los otros dos signos de agua: Cáncer y Escorpio, que liberan su palabra expresando sus expectativas y emociones y cuyos deseos se hacen así realidad. Escorpio recibe una ayuda providencial: puede provenir de alguien de la escala social o de su entorno profesional.

La inversión y el libre albedrío que Aries muestra a su disposición son sólo herramientas al servicio de una causa mucho más importante. Este periodo de luna llena puede ser limitante pero no necesariamente frustrante. Si los objetivos están bien identificados, los nativos no sentirán que tienen que empezar de cero. De hecho, cualquier experiencia que se tenga en cuenta servirá de trampolín para sus logros futuros. A Leo le corresponde amortiguar la fuerza de la Luna, el signo absorbe las energías opuestas y sirve de transformador. El poder de la conciencia individual apoyada por la acción social proporciona un contexto particularmente dinámico. El nativo de Leo, por su parte, ve los efectos en su vida personal: las elecciones que hace son liberadoras y definitivas. Sagitario se cuestiona a sí mismo y completa la selección de los ejes prioritarios de su existencia. De hecho, la novedad que se avecina es inevitable. El nativo se ve investido con nuevas responsabilidades o toma decisiones que implican fuerza de carácter, encanto y autoridad natural: todo eso le caracteriza. Cuando el tarot sea lanzado, Sagitario sacará las cartas correctas.

La luna llena de julio revela sus secretos confiando en nosotros. Será necesaria la inteligencia, sobre todo la de sentir, anticipar y comprender con el corazón. La fuerza del fuego leonino nos calienta y nos acompaña hacia horizontes más prometedores. Frente a las reglas impuestas por el cuestionamiento de lo adquirido y la obligación de renovar, es mejor deshacerse de todo lo que está anticuado. El principio solar inspira nuevas empresas y una protección mágica contra los comportamientos nocivos. La luna llena favorece la transición.

Luna llena del 24 de junio de 2021

Este 24 de junio, la luna de Capricornio está de cara al sol en Cáncer, es el comienzo de la temporada y la luna llena crea un clima favorable para el amor y el matrimonio. Así celebramos la famosa Luna de Miel, que designa el período de las semanas siguientes a la unión, tradicionalmente una garantía de felicidad y serenidad. Paradójicamente, la luna de Capricornio es una luna en el exilio. Lejos de su hogar (el signo de Cáncer), esta posición subraya en una carta natal un temperamento introvertido, no muy bueno para comunicarse y bastante inclinado al secreto.

¿Cómo interpretar entonces esta luna llena que, en el eje simbólico del pasado y de todos los vínculos que la mantienen o dificultan, está teñida con las cualidades de premonición de Cáncer y la presciencia de Capricornio? Las influencias en juego, lejos de ser contradictorias, establecen más bien una escena imbuida de nostalgia y un halo de recuerdos. ¿Qué está en juego para todos los signos? ¿Cómo orientan los planetas la existencia? ¿Cuáles serán los efectos para cada nativo?

El planeta Saturno, a gusto en su "otro signo" Acuario, forma un trígono con Mercurio en Géminis. Esto tiene como consecuencia el establecimiento de un eficiente y sólido puente entre el Acuario nativo y el resto del mundo. Será oportuno programar los pasos que requieren negociaciones. Lo mismo ocurre con Géminis que no deja nada al azar y se apresura a asegurar todo lo que se puede asegurar, en todos los sectores de la vida.

Al garantizarse una cierta base, no perderán ninguna oportunidad. En cuanto a los nativos de Libra, energizados por Marte y Venus en los signos de esta temporada, absorben toda su energía, especialmente en el plano del amor. Venus, en gran parte involucrado en la luna llena, les ofrece la oportunidad de vivir la aventura que les espera plenamente y sin restricciones. Esto es todo lo que aman y se aprovechan de ello. En cuanto a los nativos de Acuario, cualquier realidad les parece aceptable. Adoptan la política del neón y prefieren observar los eventos plena luz del día en lugar de ser seducidos por una iluminación tenue.

Bajo la influencia de la cuadratura de Marte en Urano, los nativos de Leo se dejarán sorprender. ¿En qué campo? Depende de los planetas en su lugar de nacimiento. En cualquier caso, una cierta tendencia a reproducir patrones o escenarios deja dudas sobre su verdadero deseo de cambiar de comportamiento. En estas circunstancias, algunos son acusados de mala fe. Les cuesta aceptar las críticas y sobre todo aceptarlas, pero afortunadamente esto no dura mucho, ya que los acontecimientos acaban por darles la razón, como siempre. Los Aries se toman su tiempo para integrar una negativa o lo que consideran una derrota. A veces la posibilidad de haber pasado algo por alto sólo se mide posteriormente. Los nativos están actualmente en esta situación, pero sólo el tiempo lo dirá. La siempre protectora y efectiva presencia de Júpiter en Piscis favorece los deseos de los nativos de Sagitario. Algunos dan por sentado el derecho a querer evolucionar y cambiar dándose el derecho a exigir más. Lejos de las limitaciones, se permiten salir de su zona de confort y eso les sucede.

La capacidad de los nativos de Virgo para ponerse en una situación delicada encontrará finalmente un resultado favorable. Aunque su maestro, Mercurio, está confundiendo las cartas de Géminis, una cierta capacidad de estructuración les permitirá rectificar la situación y salir de ella sin demasiado daño. Los Capricornio observan a distancia la agitación de su séquito profesional o privado. Lejos de quedarse atrás, ya están muy por delante del juego. Por eso, sereno y un poco cínico, toda esta excitación les divierte mucho. La cuadratura de Marte en Urano obliga a los Tauro a tomar decisiones. Por lo tanto, será necesario experimentar con nuevas situaciones a costa de algún esfuerzo. De hecho, la evolución espiritual resultante y el beneficio que obtienen de ella les permite despertar a nuevas dimensiones.

La vida psíquica de Piscis toma toda su intensidad bajo esta luna llena; rica y profunda aumenta su sensibilidad y matiza su vida emocional. Las relaciones de simplicidad y confianza los animan a ser apoyados y a confiar en los demás. Los aspectos planetarios afirman la personalidad, la emocionalidad y las sensaciones. Así, la oposición de las luminarias empuja a los nativos de Piscis hacia el sueño o la necesidad de escapar y genera, en plena conciencia, una hermosa vitalidad. Los nativos de Cáncer avanzan con cautela, pero dan un paso decisivo rompiendo, definitivamente, con un comportamiento radical. La vaga sensación de renunciar a una visión demasiado racional o, por el contrario, demasiado positiva de los seres y las cosas refuerza el equilibrio de las posiciones. Totalmente obsesionados por prioridades que no pueden esperar, los Escorpio juegan apretados, pero terminan cruzando la línea de meta a tiempo. Es cierto que la oposición entre Venus y Plutón, entre Cáncer y Capricornio, es el caldo de cultivo para los proyectos, pero inflige algunas frustraciones o renuncias forzadas. Sin tener que empezar de cero, será cuestión de adaptar el comportamiento a la situación actual, la hermosa influencia del sol y los rayos de Venus que permanecen con ellos, se sienten apoyados por todos lados.

Ciertamente, la luna llena juega con toda la gama sensible de sentimientos y emociones. Es un recordatorio de los tiempos difíciles. Probablemente será necesario sentir y tocar el grado en que el poder de las penurias humanas influye en nuestro medio ambiente. La luna junto a Plutón en el signo de Capricornio llama la atención sobre la realidad de las cosas y las personas, sobre la inminencia del cambio. El planeta no tiene el hábito de dar regalos, la Luna lo acompaña suavemente, pero Saturno refuerza la urgencia. La urgencia de huir de la pretensión y recuperar el poder del fuego celestial: transformar claramente los efectos del pasado en las promesas del mañana.

Luna llena del 26 de mayo de 2021

El eje Géminis-Sagitario, que instala la Luna Llena de este mes, aporta su personalidad particular a la segunda súper Luna del año. ¿Qué es una súper Luna? Perfectamente alineados con la Tierra, el Sol y la Luna se enfrentan el uno al otro y llevan lejos su poder y sus energías. De hecho, a menudo hay influencias importantes en los mares y océanos, a veces incluso está súper Luna crea movimientos sísmicos que pueden permanecer muy moderados.

Una acción que surge así incrementada, incluso multiplicada. Los signos proveedores, Géminis y Sagitario, activan flexibilidad y reactividad, en el sentido de que son líneas de habilidad y adaptabilidad. Sin embargo, la cuadratura de las luminarias de Júpiter, que regresan a Piscis, pondrá la cuestión del ser humano en el corazón asuntos económicos, medioambientales y sociales. ¿Cuál será la respuesta a todos los sectores involucrados: cultura, deporte, salud, incluso comercio? ¿Cómo establecer el sistema que apoyará a nuestra sociedad y sus principales retos? Las preocupaciones que parecían distantes emergen en el centro de la escena, al mismo tiempo que se cuestionan nuestras conductas y la obligación de aportar respuestas adecuadas.

Los Géminis y los Sagitario abren el baile acogiendo de todas partes la información de las propuestas celestiales. Si Mercurio, planeta de los Géminis en conjunto con Venus, reafirma su papel en el tema individual, los nativos del signo mantienen en sus prioridades: entrar en relación cueste lo que cueste para eliminar las tensiones, informarse, comunicarse. Los Sagitario, por su lado, apuestan por su perfecto conocimiento de los seres y de las cosas favoreciendo así una proximidad sensible hacia las relaciones humanas. Aprenden a moverse a través de los embrollos más sofisticados y así desbaratan todas las trampas.

Los nativos de Piscis suelen ver las cosas con lupa: se tratará de reducir las cosas a su justo valor, ya sea algo positivo o negativo. Esta Luna llena debería apoyarlos en el sentido de la objetividad y la sutileza, pero es siempre Neptuno quien avala su buen sentimiento. En resumen, una forma de paz interior lleva el juego. Es por la buena causa que los nativos de Virgo renuncian a un momento de placer o a algo que habían planeado desde hace bastante tiempo. En el fondo es sólo parte de la entrega y saben optimizar este inconveniente.

Si los Leo están de acuerdo en establecer una nueva organización, es porque han dado la vuelta al asunto y ya no hallan argumentos en contra. El período que no será muy fácil, pero les permite presagiar una verdadera estructuración de ciertos sectores de su existencia. En lo relacionado con Acuario, se estipula una forma de alejamiento. Los nativos tienen los medios para poner las cosas en su lugar y olvidar un fracaso. Rechazan sus dudas e inquietudes lo suficientemente lejos como para despejar campos de conciencia, mucho más amplios.

Los nativos de Tauro no tienen tiempo de esperar, aquí están en las líneas de salida y no se rinden: ¡es ahora o nunca! Los Escorpio trabajan duro para superar el rumbo. Es cierto que desde hace unos meses están muy ocupados y el objetivo del éxito continúa siendo su motivo principal. Entonces se facilitan los medios para superar los inconvenientes para alcanzar su ideal o satisfacer las expectativas.

Es el trígono Marte-Neptuno que vigila a los nativos de Cáncer en este período, lo que les permite calmar las cosas los ángulos. De hecho, lo que podría ser un poco fuerte en esta posición del planeta Marte, encuentra un eco adecuado y una especie de paracaídas celeste atenúa los choques. Los Cáncer se arrojan entonces en la acción sin tener que temer los efectos adyacentes. Los Capricornio, con toda agudeza, observan con mucha atención lo que verdaderamente disminuye en su vida y en su corazón. Ellos están en proceso o en realización, para analizar el proceso y hacer un buen uso de él. Es el momento de valorar el esfuerzo, de liberarse y de darle la espalda a los charlatanes de toda clase.

En cuanto a los nativos de Libra, tienen claramente la postura apropiada en cualquier acontecimiento y evitan los errores. Bien servidos por los planetas en Géminis huyen de cualquier reacción excesiva, controlan sus emociones y reacciones y saben convencer. Ciertamente, los nativos de Libra pasan un período de suerte del que pueden disfrutar a plenitud. En gran medida esta Luna llena alienta a los Aries a ser moderados y a descubrir sus propios límites. Se hace menos insistencia en las actividades físicas que permiten tener un estilo de vida dinámico: moverse para avanzar, que en las actividades meditativas: fijarse para evolucionar.

Así pues, el asunto del interés en actuar está en el centro de esta Luna llena. ¿Cómo definir sus límites? ¿Cómo establecer los beneficios? Algunas veces será suficiente con darse un tiempo de respiración y transmitir: expresar su necesidad, su espera, su entusiasmo, su apoyo. Cualquiera que sea la elección que se haga, cada nativo tendrá que vivir, en diferentes formas, el resultado de su propia acción. Al buscar la relación “todos ganamos” en el respeto y la integridad, obtendrán el efecto de la sinceridad de su entorno, o de su proyecto de vida. La Luna Llena Sagitario-Géminis demanda sobre las relaciones interpersonales, sobre el equilibrio obligado: saber dónde se detiene el compromiso. “Disfruta del juego” parecen decir las estrellas, por lo que habrá que aprender a jugar sin conducción de evasión y aprender a definir los límites sin dudar. Los planetas trazan límites que nos sugieren una pista: ¡sigámosla, no nos decepcionaremos!

Definición de la Luna Llena:
La luna se toma alrededor de 29 días recorriendo el zodiaco. La luna nueva se produce cuando la luna se une al sol y por lo tanto es imperceptible al ojo humano. Esta se toma 14 días en alcanzar su apogeo, en oposición al sol siendo la luna llena. Después decrece durante los 14 días siguientes para terminar en la posición de luna nueva. Durante la luna llena, el astro de la noche está en su máxima lejanía de sol, formando una oposición en el signo opuesto a su posición. La luna refleja entonces la luz del sol en un disco luminoso.

La luna llena simboliza la consciencia clara de las situaciones y favorece nuestro desempeño. Nuestras relaciones se hacen más importantes que nuestras aspiraciones personales.La luna llena nos une a los otros y a veces induce un estado de tensión (nerviosismo, insomnio). Las personas nacidas en el momento de la luna llena son más objetivos y más matizados en su aproximación a los problemas relacionales. La luna llena alienta las discusiones, las negociaciones y los compromisos, pero no siempre con serenidad…

Enhorabuena

Tu registro ha sido exitoso, gracias por la confianza. Pronto recibirás tu horóscopo diario directamente en tu bandeja de entrada.

Cerrar

Error...

Esta dirección de correo electrónico no es válida o ya está registrada en nuestro sistema.

Cerrar

Calendario de la luna llena en 2021

El influjo de la Luna nueva del 6 de octubre de 2021

Vivir sin internet: ¿es posible?

Flash Astrológico: toda la actualidad